Estreno: Amado mío

Amado mío

La nueva producción de

Saraí

CD doble, con cantos de adoración

Testimonios

P. Orlando Corrales m.x. y MEM, Ecuador

CIELO ABIERTO

Por. P. Orlando Corrales m.x. y M.E.M. (M úsica de fuego E nseñanza de fuego M isioneros testigos de fuego).

Era una hermosa y soleada tarde de domingo. Afuera, había un espectáculo celestial, el sol estaba de fiesta, se había engalanado de un rojo suave y tierno, era un bello disco de fuego que seducía el cielo e hipnotizaba la tierra y todos quedamos absortos de su belleza, fue tanto, que se nos olvido el tiempo y el espacio. El sol estaba alegre porque en un pequeño rincón del mundo llamado Quito- Ecuador se estaba clausurando el retiro de Fuego, si de fuego, de ese fuego divino que eleva el alma, calienta el corazón, serena la mente y se mete por las venas purificandolas con el fuego infinito de su gracia.
Estábamos dentro de una capilla colonial, sobria y silenciosa en el momento culmen de nuestra vida: La Eucaristía. Estábamos con todo nuestro ser puesto en el Señor del sol, la luna y las estrellas. Estábamos a los pies de nuestro Señor dando gracias por el regalo de un maravilloso retiro venido de la de la tierra de la Señora del sol, de la madre de nuestro Dios, Maria de Guadalupe.
Al inicio del retiro vi rostros tristes, inquietos, ansiosos, escépticos y expectantes.
Pero poco a poco en cada uno de sus ojos comenzó a brillar la transparencia de la gracia, la alegría del gozo y la sed infinita de Dios.
Chicos, Jóvenes y adultos de rodillas con su corazón se confesaron, dejando sus cargas pesadas guardadas por mucho tiempo atrás.
Hermoso momento Eucarístico cuando todos se acercaron a recibir el manjar celestial de ese Dios que no solo por mucho tiempo les llamaba para que le glorificaran a través de la música, sino también que lo recibieran en sus labios y corazones.
Nuestra gratitud a Javier Garza por sus apasionantes y profundas enseñanzas de fuego que nos enseñaron el amor por la Eucaristía, La música, la palabra y María.
Nuestra gratitud a los Esposos Ernesto y Saraí Rodríguez que nos enseñaron que el amor de esposos es un poderoso ministerio cuando aprenden a volver la oración música de fuego.
Esa voz de Saraí tan penetrante, dulce, tierna de fuego que limpia el alma y baña el corazón de lágrimas porque el Señor la usa para dejarnos por siempre la resonancia de su palabra hecha música. Y, Ernesto su esposo, que como San José le acompaña en la humilde sapiencia de sus suaves melodías, y asi ambos corren como pequeños ríos de amor hacia el océano de la música que es Dios mismo.
Gratitud a Francisco González, el papá del Equipo, corriendo por todos lados, tratando de captar cada momento en cámara y fotos y así dejar la memoria de cada pedacito de Cielo Abierto en el corazón de aquellos que pasamos por esos estados inefables de gracia que tienen precio de cielo.
Gratitud a Christopher Ortiz el bebé de grupo tan cercano y dócil a servir en todo, siempre atento a cada detalle y momento. Siempre silencioso como francisco, pero también, el silencio habla porque tiene la voz de la elocuencia.
Gracias por Venir hermanos de CIELO ABIERTO y por enseñarnos la sencillez de las grandes cosas.
No tuvimos cámaras de televisión, ni reportajes radiales, ni prensa, ni gente famosa, ni nada espectacular, porque el ruido no hace bien, ni el bien hace ruido.
La mayoría que fuimos, fue gente pobre de escasos recursos económicos que jamás pedimos un cheque a gente adinerada para lograr este sueño.
Fue gente rica de amor, sacrificio y solidaridad que como hermanos nos sudamos la camiseta haciendo rifas, bingos, bazares y venticas para ganarnos este pedacito de Cielo Abierto y que no queremos que se cierre.
Nuestra gratitud a nuestro equipo parroquial de San José Obrero que trabajó duro, con sacrificio, en silencio, sin aplausos y sin buscar ningún reconocimiento público, que el Cielo que es de Dios les pague.
Envío mis bendiciones a México lindo y querido a todos los empresarios anónimos que en su silencio ayudan a salvar almas para Dios, un abrazo divino a Antonio González vuestro director General y que abre caminos para que el cielo sea mas grande.
UN PRONTO REGRESO Y DIOS Y EL CIELO LES PAGUE.


Silvia de Ecuador

Hola Saraí, yo fui al retiro con un anhelo latente en mi corazón y con muchas preguntas para nuestro Señor, y créeme, tu música me llevo a ese encuentro y sentí esa conexión profunda con Él y todas esas preguntas fueron respondidas una a una... Ya no soy la misma desde ese retiro, aún tengo miedo de iniciar mi ministerio porque no sé cómo empezar, pero Dios puso en mi corazón que lo haga "Ya" y sin miedo, que Él está conmigo. Fuiste ese instrumento que me pudo conectar con el amor de los amores, después de meses de haber estado en un desierto... Gracias.


Francisco de Jalisco

Hola Saraí, buscando encuentra uno, y buscando canciones tuyas mi esposa y yo nos encontramos con tu página; es grato que Nuestro Señor nos dé amistades como ustedes para nuestro fortalecimiento espiritual y humano. Pido por ustedes para que sigan adelante en este camino y a Mamita Maria para que los cubra con su manto para protegerlos de todo mal como toda madre lo hace. Felicidades por toda tu entrega a Nuestro Señor, saludos un fuerte abrazo Dios los bendiga. Paz y bien.


Marisela de Jalisco

Saraì muchas felicidades; que nuestra Madre Santìsima derrame torrenciales de sus bendiciónes en ti y tu hermosa familia. Gracias por tu sencillez y entrega, que Dios nuestro Señor manifieste su rostro a través de tus canciones. Saludos fraternales.


Yolanda de Jalisco

Mi muy estimada Hermana en Cristo, ¡Qué canción tan hermosa en este nuevo disco de Has Nacido Libre! El Señor iluminó a quien la escribió para que con esa voz tan bella que Él te dio, nos la dieras conocer. En verdad es realidad que tanto nos ama Él, que nos da libertad para amarlo.

Desde que te conocí en la parroquia de San Lorenzo, te he estado escuchando todos los dias... eso me ayuda a sobrellevar las situaciones malas que en ocasiones hay... y con tus alabanzas hago oración.

Dios te bendiga siempre a ti y a tu linda familia.


Marco Antonio de Jalisco

Hola Saraí, buen día!!    

Reciba (de un católico melómano) mis sinceras felicitaciones por su participación en el concierto del sábado pasado.

Creo que me quedo corto para describir lo grandioso del evento en general y el cierre con broche de oro de usted. Deseo que Dios siga impulsando hacia adelante a ustedes los artistas -inclusive productores- en su bellísima y loable tarea evangelizadora. Dios los bendiga a todos y gracias por su mensaje.


Isidro de Jalisco

El motivo de estas líneas es sólo para agradecerte que hayas sido tú el enlace para que Dios tocara nuestro corazón.

El sábado, cuando nos decías "¿quién se robó el amor?", me hiciste pensar que la verdad es que culpamos a todo y a todos, y qué triste que yo mismo me robé mi propio amor con mis indiferencias, con mi mal actuar, con mi odio... ¡Qué pena es después de todo darme cuenta que sólo me estaba dañando, en fin.

Gracias Saraí por sembrar la semilla del amor en nuestro corazón.

¿Sabes? eres un soldado del ejército de Dios, sigue adelante sin tregua, sin cansancio, que no te dentenga nada ni nadie que, yo haré lo propio a efecto de enderezar mi camino.


Luis Antonio de Jalisco

Hola Saraí, sólo para saludarte y decirte gracias, por el hermoso regalo y la alegria que me dejaste el sabado 26 de marzo en Jesús, fuente de Agua Viva; me siento diferente.
Que tu talento siga y siga. Dios te Bendiga, gracias. Hoy mi vida tiene sentido y el deseo de vivir y amar, ¡Qué grande es DIOS!


María José de Jalisco

Hola mi reina, cantas hermoso te admiro mucho. Tus canciones cambiaron mi vida.
Tengo 38 años y tengo 2 hijos uno de 13 y mi niña de 7 años vivo feliz.
Me encantan tus canciones te felicito!!
Tienes mucho talento, ojalá y tus canciones lleguen mucho más lejos, lo malo que ahorita las modas del reggaeton y todo eso no permiten ver musica tan hermosa como la de usted, eso sí es música.
Qué bonito es tener a toda la familia con usted, apoyándola en su carrera tan bella.
Que Dios te bendiga a ti y a tus seres queridos!!
La felicito por esa familia tan hermosa que tiene y por esa voz que llena de alegria a todos !!!
¡¡FELICIDADES!!


Nancy del Estado de México:

Hola Saraí, un gusto saludarte y haberme permitido compartir unos buenos ratos durante el segundo retiro de músicos y evangelizadores católicos, gracias por compartirnos parte de tu experiencia y sobre todo haber compartido con nosotros tu última producción, que es genial!!! y felicitarte por tu trabajo, pero muy especialmente por seguir en la humildad, sencillez y servicio que te caracterizan igual que a nuestro muy amado Jesús y qué gran bendición tambien el haber conocido a tu hijo Irving, un gran chico entusiasta, ánimo!!! que eres un gran ejemplo para músicos que, como yo, vamos empezando. Que Dios te bendiga!!!!


Blanca de Reynosa, Tamps:

Siempre es grato saludarte. Estoy feliz de que nos hayas visitado, esperamos que vuelvas pronto a Reynosa, para que sigas siendo un bálsamo para nuestro espíritu enmedio de tantas luchas. Te honramos por la valentía de tu predicación y porque no te quedas con nada de lo que Dios te ha regalado sino que lo compartes con todos nosotros. He escuchado comentarios muy buenos de tu visita acá, todos quedamos gratamente complacidos por tu alabanza al Señor y por esos carismas que te ha regalado y que tu compartes con nosotros. Gracias. Que Dios te siga bendiciendo tu ministerio y nuestra Santa Madre la Virgen de Guadalupe te cubra con su manto a ti, tu familia y tu equipo de trabajo. Amén.


Guillén de Tlaquepaque, Jalisco:
Saraí, por casualidad me encontre tu página, (o mas bien Jesús me direccionó hacia ella) y quiero felicitarte, por tu entrega a Dios y por tu ministerio, ya que llevas en tu múϊsica la Palabra del Señor. Estan muy padres tus canciones y tu voz es preciosa. Enhorabuena por tu trayectoria y saludos a tu familia.

Marcos de Los Mochis, Sinaloa:
Me es muy grato ver lo que personas como usted hacen por la comunidad. Hace muchos años, cuando era un niño, tenía un hermano en el seminario y asistia al ACAN, y mis padres al MFC, deseaba ser sacerdote; ahora estoy casado y tengo, como usted dos preciosos hijos y, como usted también, nací en León, Guanajuato, pero desde hace mucho vivo en los mochis, y soy musico. Al ver las fotos, pienso que tal vez equivoque el camino, pues siento muy seguido el llamado de mi Dios, y aprendo con esto que aún con la vida de casado uno puede hacer infinidad de cosas por amor.
La admiro y creame que me sirve de inspiración; ahora estoy un tanto alejado de Dios, pero algun día me volveré a comunicar con usted para informarle que lo que me inspiro este día ha dado frutos. Dios la bendiga.

Yolanda de Puebla:

Hola Saraí, no sé qué me pasó hoy, te conocí en Cuesta Blanca, Puebla, y me sucedió algo muy raro, como que lanzaste a mí una piedrita que mi hizo ver muchas cosas. Me llamó mucho la atención tu forma en que sirves al Señor Jesús. Una de mis grandes pasiones es cantar, y nunca había visto a una mujer que predicara la Palabra de Dios, y hace unos días Dios me manifestó su presencia y a cambio le ofrecí entregarle mi vida, y cuando te vi me dije: "Yo quiero entregarme y servir a Dios así como Saraí, cantándole, alabando y llevando su Palabra a los que más lo necesiten", sólo le pido a Dios que me dé mucha sabiduría e inteligencia para lograr mi meta.

Te admiro mucho y te felicito, se ve que tienes una familia muy bonita, porque andan contigo compartiendo la gracia de Dios. Cuiídate mucho y espero tú me puedas ayudar a comenzar a servir a Dios cantando y alabando. Dios te bendiga, a ti y a tu familia.